Mitos y realidades

 Inicio | Correo | Contacto | Noticias | Mapa web
Info-Drogas >> Mitos y realidades

Mitos y realidades

COCAÍNA

MITO

REALIDAD

La cocaína es una droga que te pone a cien, da mucha marcha.

El efecto estimulante de la cocaína es poco duradero, entre 30 y 60 minutos, tras el cual aparece un bajón muy intenso que causa decaimiento, cansancio y depresión.

 

 

Ayuda a desinhibirse, por lo que mejora las relaciones con los demás.

Su consumo provoca fuertes cambios de carácter que tiende a la agresividad y la irritabilidad, por lo que las relaciones con los demás se ven muy deterioradas.

 

 

Mejora las relaciones sexuales.

El consumo habitual de cocaína disminuye el deseo sexual y ocasiona problemas de erección y eyaculación en los varones pudiendo llegar a producir impotencia e infertilidad. Con el tiempo puede hacer que la persona pierda el interés por el sexo.

 

 

La cocaína es una de las drogas menos peligrosas.

Falso. Las consecuencias que origina tanto a nivel físico como psicológico son muchas y muy graves. Junto con la heroína es la principal causa de numerosos actos delictivos y violentos.

 

 

Si sólo la consumes durante los fines de semana no pasa nada.

Piensa que consumir todos los fines de semana supone tomar cocaína más de 100 días al año, por lo que las consecuencias que se derivarán de este consumo serán importantes y afectarán al consumidor de forma alarmante.

 

 

Su uso se controla fácilmente.

La cocaína es una de las drogas más adictivas que existen, por lo que también resulta muy difícil de controlar.

La adicción a la cocaína en tarda mucho desarrollarse.



Partiendo de la base de que esta droga es altamente adictiva, con tan sólo un par de dosis puedes engancharte a ella.

 

 

Con la cocaína se rinde más, tanto en el deporte como en el trabajo.



Esta droga puede dañar seriamente tu cuerpo y tu mente, pudiendo causar temblor, convulsiones, ataques cardíacos, ataques cerebrales, psicosis, etc y hasta la muerte.

 

 

Probar cocaína unas cuantas veces no tiene importancia alguna.

Consumir cocaína, aunque sólo sea un par de veces, puede provocar adicción, alteraciones médicas importantes, problemas legarles e incluso puede llevarte a la muerte.

 

HEROÍNA

MITO

REALIDAD

Si fumamos la heroína podemos controlar su consumo.

De cualquier manera que se consuma la heroína, la dependencia y la tolerancia que produce son muy fuertes, por lo que la persona que la consume tiende a incrementar la dosis de manera muy rápida. Con frecuencia se recurre a la vía inyectada para conseguir efectos más intensos con la misma cantidad.

 

 

Si la heroína no está adulterada no es peligrosa.

Aunque los adulterantes de la heroína provocan importantes problemas de salud, la heroína en sí misma conlleva importantes riesgos que varían dependiendo de la forma de consumo.

 

 

Es muy difícil contagiarse del SIDA-VIH

Cualquier adicto a la heroína, portador de alguna de estas enfermedades, que comparta su jeringa con otros, o mantenga relaciones sexuales sin protección, puede contagiar.

 

 

Abandonar la heroína es una misión imposible

Es cierto que es muy complicado, pero como en el resto de adicciones se trata de tener fuerza de voluntad y el convencimiento de querer dejarlo. Existen muchos centros que prestan su ayuda y sus servicios para este fin, y hay múltiples tratamientos que resultan efectivos.

 

 

Todos los heroinómanos son unos delicuentes

Muchos de los robos violentos y ataques contra la propiedad derivan del consumo de drogas y la necesidad de obtener dinero a toda costa para comprar la sustancia, pero hoy día gran parte de las personas que consumen heroína y no quieren o no pueden abandonarla se someten a terapia de mantenimiento con metadona que les evita el síndrome de abstinencia y estabiliza los receptores opiáceos del paciente.

 

 

 

CÁNNABIS-MARIHUANA

MITO

REALIDAD

Es sano porque procede de una planta y, por tanto, es natural

Lo natural, no implica que no pueda ser tóxico. Las setas venenosas también son naturales pero pueden producir la muerte si se ingieren. Además, actualmente con el gran negocio del autocultivo se consiguen plantas alteradas genéticamente para lograr mayores concentraciones de THC.

El cánnabis contiene más de 400 sustancias químicas, muchas de las cuales

son tóxicas para el organismo, de hecho el humo de la marihuana contiene algunos de los mismos componentes y más concentrados que el tabaco.

Sin ninguna duda, el cánnabis es una droga.

 

 

 

No produce adicción

Falso. El cánnabis es una droga y su uso continuado puede producir dependencia. Si se deja de consumir durante unos días puede aparecer inquietud, ansiedad, irritabilidad, agresividad, dificultades para dormir, pérdida del apetito… que desaparecen cuando vuelven a consumir. Su uso continuado también desencadena tolerancia

 

 

 

Es más sano que el tabaco

 

El cannabis contiene muchos de los carcinógenos y mutágenos del tabaco y en mayor cantidad (un 50% más). La mayoría lo fuman mezclado con tabaco, por lo que a los efectos nocivos de éste se suman los del cannabis. La forma de consumirlo (fumada, sin filtro y con aspiraciones profundas) aumenta los riesgos de padecer cáncer. También es perjudicial para los fumadores pasivos.

 

 

 

Relaja y ayuda a dormir mejor

 

La sensación que aporta es de relajación, pero es algo irreal, ya que el sueño es de peor calidad, y el embotamiento es mayor, por lo que al día siguiente te levantas mucho más cansado

 

 

Con los porros se piensa mejor

Falso. Con los porros la percepción de la realidad se altera. El cannabis afecta directamente a la memoria y a la capacidad de concentración y aprendizaje, por lo que las personas que fuman porros suelen tener fracaso escolar y pueden perder sus puestos de trabajo.

 

 

Tiene efectos terapéuticos

Los usos terapéuticos se realizan de manera controlada y no tienen nada que ver con su uso recreativo. Puede aliviar ciertos síntomas de enfermedades como el cáncer y el SIDA, pero se utilizan de forma muy diferente a cómo se suelen consumir.

 

 

No es malo fumar marihuana si no eres un fumador crónico o un “porrero”

Cualquiera puede convertirse en un adicto o un porrero, ya que, poco a poco, tu organismo necesitará más cantidad de droga para obtener los efectos que te proporcionaba el “porrito” del fin de semana, y sin darte cuenta te habrás enganchado.

 

ALCOHOL

MITO

REALIDAD



Algunas personas no tienen resaca

Toda persona que abuse del consumo de alcohol hasta el punto que su hígado no sea capaz de metabolizar el etanol presente en sangre sufrirá resaca alcohólica, DIGAN LO QUE DIGAN.

 

 

Las mujeres aguantan menos el alcohol que los hombres

Las mujeres metabolizan el alcohol de una manera diferente por disminución de una enzima (alcohol deshidrogenasa, enzima que sirve para eliminar alcoholes), tienen una distribución mayor de grasa corporal que de agua (el alcohol es insoluble en grasas y soluble en agua), en promedio son más pequeñas que los hombres. Todo eso contribuye a que se vean más afectadas.

 

 



Si te das una ducha o un baño frío la borrachera se mitiga

Si te das una ducha fría serás un borracho limpio, pero borracho. Además hay que tener muchísimo cuidado con duchar o bañar a la persona embriagada con agua fría, ya que el alcohol disminuye la temperatura corporal, por lo que el agua fría puede llegar a provocar hipotermia e incluso la muerte.¡¡¡¡ Ojo!!!!.

 

 



El alcohol produce esterilidad

Cuando se superan determinados límites de dosis de alcohol se perturba el deseo sexual, impidiendo una buena erección, produciendo trastornos eyaculatorios y en las mujeres, perturbando la capacidad orgásmica. Además la calidad del semen en el varón se deteriora.

 

 



El alcohol es bueno para combatir el frío

El alcohol produce una dilatación de todos los vasos sanguíneos situados debajo de la piel produciendo una sensación de calor, por lo que los poros de la piel se abren eliminando el calor sobrante, esto origina una pérdida de calor importante y el interior del cuerpo se enfría, por lo tanto con el alcohol no se combate el frío, sino todo lo contrario, por eso una persona que beba para combatir el frío, es cierto que al principio tendrá sensación de mas calor, pero con el paso de los minutos lo que va a ocurrir es que tendrá mas frío que aquel otro que no ha bebido.

 

 





Mezclar bebidas alcohólicas emborracha más que tomar un solo tipo de bebida con alcohol

Lo que emborracha son los gramos de alcohol puro que tomamos y la velocidad a la que lo hacemos, por lo tanto el mezclar bebidas con bajo contenido de alcohol emborracha menos que tomar una única bebida con mayor cantidad de alcohol puro. Lo que ocurre es que cuando variamos el tipo de bebidas a lo largo de un tiempo concreto, esta misma variedad hará que nos apetezca seguir bebiendo y probando otros sabores, por lo que el resultado será que al estimular el sentido del gusto acabaremos tomando mayor cantidad de bebidas y, por tanto, mayor cantidad de etanol

 

 





La persona que más aguanta es la que más controla

Cuando decimos que a fulano "no se le sube" aunque tome mucho, se puede caer en este mito, pues se interpreta que "siendo más resistente" no lo dominará el alcohol. Pero esto no es verdad.

Por el contrario, puede ser que la persona a quien nos referimos esté desarrollando ya la etapa del alcoholismo que se caracteriza por el fenómeno de la tolerancia.   

 

 



El café devuelve la sobriedad al embriagado

La verdad es que el alcohol se oxida y se elimina del cuerpo a una velocidad uniforme y hasta ahora no sabemos de ninguna sustancia que acelere este proceso. Como la cafeína es un estimulante y el alcohol un depresor, una taza de café fuerte puede ayudar a mantener despierto a un sujeto alcoholizado, pero no a "bajarle la borrachera" como suele decirse.



Todo el alcohol ingerido se elimina a través del sudor y la orina

Sólo un porcentaje muy pequeño (10%) se elimina de esta manera, el resto es metabolizado por el hígado y convertido en azúcar, por lo tanto, por mucho agua que bebamos, tras consumir grandes cantidades de alcohol, con el fin de miccionar con mayor frecuencia, no conseguiremos eliminar el alcohol de nuestro torrente sanguíneo.

 

 





El alcohol engorda

El alcohol sí puede engordar a los bebedores que se alimentan regularmente. El alcohol proporciona más calorías que los azúcares y las féculas, aunque menos que las grasas. Las bebidas alcohólicas pueden contribuir al sobrepeso cuando sustituyen a una alimentación equilibrada; el peligro al que se enfrenta es la malnutrición.

 

DROGAS DE SÍNTESIS

MITO

REALIDAD





No es malo consumirlas únicamente los fines de semana

En primer lugar hay que aclarar que los efectos de un fin de semana se prolongan durante varios días, y aunque sólo se consuman los fines de semana los riesgos son evidentes ya que se producen efectos graves como el llamando “golpe de calor” o el “mal viaje” que son independientes del tiempo que se lleven consumiendo.

 

 

Las drogas de síntesis no producen daño alguno

Los efectos nocivos que se derivan tras su consumo son totalmente reconocidos por sus consumidores. Las personas que las consumen de manera habitual y hacen un uso crónico de estas sustancias, recalcan problemas muy graves tanto físicos como mentales. Los efectos graves por sobredosis son bastante frecuentes.

 

 



Estas drogas son más seguras que el resto de las drogas.

Las adulteraciones en este tipo de drogas son muy comunes, por lo que los consumidores desconocen tanto la dosis real que están tomando como la composición de la sustancia, circunstancias que sumadas a los efectos adversos de estas drogas, aumentan aún más su grado de peligrosidad.

 

 



Su riesgo no aumenta si las mezclamos con otras drogas

Toda droga que se consuma junto con otra de diferente naturaleza tendrá efectos adversos y riesgos mucho mayores y a veces impredecibles.

 

 



Son drogas modernas, de diseño y , por tanto, las consumen gente muy enrollada y con estilo.

Nadie que consuma drogas es enrollado y menos aún con estilo, además el único diseño que tienen es el color y la forma para hacerlas más llamativas y atraer a un mayor número de personas.

 

 

No crean dependencia



Todas las drogas pueden crear dependencia física y/o psíquica. Las drogas de diseño, aún cuando su consumo sea esporádico, no están exentas de este riesgo para el consumidor

 

 



Estimulan el deseo sexual, tienen efecto afrodisíaco



En un primer momento pueden tener un efecto de subidón y una mayor apetencia sexual, pero la realidad es que dificultan el orgasmo y aumentan el riesgo de impotencia en los varones. Si se usan de manera crónica se producirá una reducción progresiva del deseo sexual y una pérdida del placer.

 

 



El cristal es la droga de diseño de lujo por tener una pureza muy elevada.

El cristal aparece en forma de polvo, por lo que su adulteración es muy sencilla, esto origina que su pureza sea en la mayoría de los casos muy cuestionable y, de lujo nada, no es ningún lujo acabar hipotecando tu vida por una droga.

 

 

Los efectos del cristal son distintos a los de las pastillas de éxtasis

La sustancia es muy similar, en ocasiones, la misma y los efectos dependerán de la dosis, la pureza, la continuidad de uso y las expectativas de los conumidores.

 

 

 

 

Anterior:Alcohol
 Aviso legal | Requisitos técnicos | Créditos | Buscador